Constrúyase un cielo más bien cóncavo. Píntese de verde o de café, colores

terrestres y hermosos. Salpíquese de nubes a discreción. Cuelgue con cuidado una

luna llena en occidente, digamos a tres cuartas sobre el horizonte respectivo.

Sobre oriente inicie, lentamente, el ascenso de un sol brillante y poderoso.

Reúna hombres y mujeres, hábleles despacio y con cariño, ellos empezarán a andar

por sí solos. Contemple con amor el mar. Descanse el séptimo día.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Cual es tu mirada ??

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Miradas